ENTREVISTA CON NUESTROS PRL (Profesores de Refuerzo Lingüístico)

 En el Instituto de Mungia tenemos más de un 20% de alumnado inmigrante. A lo largo del curso nos han llegado 17  nuevos alumnos  y es frecuente que tengan necesidad de aprender una o las dos lenguas de la comunidad. Para esa ayuda específica se ha creado la figura del PRL. En nuestro instituto tenemos tres PRL y hace poco hemos logrado otro a media jornada y toda ayuda es poca.

 Nuestros esforzados y entusiastas profesores de refuerzo lingüístico son Edurne Gómez, Marisol Villate y Aitor García de Andoin. Su quehacer es coordinado por el Departamento de Orientación. Queremos hacerles algunas preguntas porque esta figura  es relativamente nueva, o desconocida en aquellos centros de poca o nula presencia inmigrante. Las familias, por su parte,  tampoco conocen demasiado  la ayuda que reciben cierto alumnado en los centros y es bueno que se conozca.

Los PRL en reunión de coordinación con el orientador Luisla Landaluze

Los PRL en reunión de coordinación con el orientador Luisma Landaluze

 

  Kulturartekoa: El alumnado inmigrante, aparte de tener que aprender la lengua (euskara, castellano o ambas,) consideráis que tienen algunas otras dificultades que puedan obstaculizar el aprendizaje? ¿Cuáles son?

  Aitor es el que más se nos extiende en la respuesta: “Los alumnos-as que vienen de fuera tienen las mismas dificultades que tienen todos los alumnos-as. A la escuela vienen a estudiar y hay que darles toda la ayuda que necesiten como a todos los demás. Los alumnos inmigrantes son diferentes, porque provienen de lugares diferentes, como son diferentes entre si, también, los alumnos-as de aquí. Cada alumno-a es un mundo, tiene un modo de estudiar y el profesor-a debe estar atento para detectar esos modos y ayudarles de la mejor manera en la medida de lo posible. Un alumno inmigrante y motivado aprenderá más que uno de aquí escasamente motivado. El principal problema son los límites y obstáculos que pone el sistema y que se hacen mucho más evidentes con el alumnado inmigrante.

Los profesores, al valorar el trabajo del alumno, en muchas ocasiones damos más importancia a lo que “sabe” el alumno que a lo que ha estudiado o trabajado. Quizás estoy pensando en casos concretos, pero quizás algunas veces debiéramos pensar que para promocionar o aprobar a un alumno tendríamos que valorar más las capacidades que tiene, aunque comparándolo con un alumno de aquí no sepa lo mismo del curriculo. Estos alumnos, desde que están con nosotros, no sólo aprenden contenidos curriculares, una o dos lenguas nuevas, sino también nuevos hábitos sociales y de relación, y todo un bagaje de habilidades que les posibilitarán una mejor convivencia y desenvolvimiento en todos los campos  en su nuevo lugar de residencia.  Los profesores tendríamos que tener todo esto en cuenta en el momento de evaluar, sobre todo cuando hay que tomar la decisión de promocionar o no a un alumno para el siguiente curso. Tendríamos que valorar la progresión realizada por el alumno-a desde su punto de partida y, según eso, las posibilidades que tiene para proseguir sus estudios.”

 Marisol y Edurne asienten, están de acuerdo con esta idea y saben bien lo difícil que les resulta, a veces, hacer valer esto ante los demás profesores en la sesión de evaluación, a la que ellos acuden también.

 Kulturartekoa: Normalmente ¿como se desarrolla vuestro trabajo dentro del aula?

 E-M- “Trabajamos en pequeños grupos y atendemos de forma individual las necesidades de cada alumno?”

Aquí también Aitor se nos explaya, hay que reconocer que su trabajo le entusiasma

A: “Según las asignaturas es diferente. Yo soy profesor de Geografía e Historia y mi actitud no es la misma en las materias que domino o en aquellas que me son más ajenas. Tengo que decir que, cuando entro en las clases lo hago junto al profesor de la materia para ayudar a los alumnos que lo necesiten. Adopto distintos papeles en el aula. En las materias que no domino actúo como un alumno aplicado; esto es, presto atención a las explicaciones, trato de entender bien los ejercicios, cuando algo no entiendo o veo que algún alumno no entiende, hago preguntas, a los que veo que más necesitan les ayudo a realizar los ejercicios, en fin, hago como el alumno más aplicado  que da ayuda a sus compañeros. Esta actitud está consensuada con el profesor de la materia y, normalmente, funciona bien. Por otro lado, sentado entre los alumnos, ves cosas que no se ven desde el lugar del profesor y que resultan muy evidentes , todo esto luego se comenta con el profesor. A pesar de que cada asignatura tiene su organización y características propias, yo trato de jugar este papel en la medida de lo posible.”

 Kulturartekoa: ¿Cuántos alumnos tenéis, más o menos, con necesidades de apoyo en lengua? ¿Cuál es su lengua de origen?

 E-M-A: En cada aula unos 3 ó 4 alumnos. La mayoría son sudamericanos y, por lo tanto, estos necesitan apoyo en el aprendizaje del euskera. Pero también los tenemos de Marruecos, Argelia, Portugal, Brasil,  China o Rumanía, y en estos casos tienen que aprender las dos lenguas.

 Kulturartekoa: ¿Cuáles son los problemas más comunes con los que os encontráis?

 E-M-A:  Desde el punto de vista de las dificultades, la más común es que no sepan siquiera castellano. Esto lleva mucho más tiempo hasta controlar mínimamente la situación. También es frecuente que algunos alumnos-as tengan un ritmo de aprendizaje distinto.

 Kulturartekoa: ¿Cuál es la reacción de vuestros alumnos al veros en el aula?

 E-M-A:  Están acostumbrados y lo toman  con normalidad

 Kulturartekoa: ¿Cuánto tiempo precisan, por término medio, para aprender un nivel de lengua coloquial mínimo?

 E-M-A:  Son muy rápidos. En un mes ya están hablando entre ellos. Otra cosa es el nivel de lengua que precisarían para seguir la marcha del currículo que lleva la clase. Dicen los expertos que el dominio de una lengua extranjera a un nivel como para estudiar en ella se tarda en aprender de 5 a 7 años. Está claro que no podemos esperar todo ese tiempo, ni la mitad, ni nada, para ponernos a trabajar. La lengua la aprenden interactuando entre ellos a la vez que escuchan lo que sucede en la clase.

 Kulturartekoa: ¿Qué ha supuesto para vosotros ser PRL? ¿Este trabajo os ha hecho cambiar algo en vuestro quehacer?

 E-M-A:  Es un trabajo distinto. Supone un reto y más dificultades a asumir, sobre todo el de la lengua.

Por otro lado te hace darte cuenta del gran esfuerzo que realizan  estos alumnos-as para adaptarse a su nueva realidad.

 Kulturartekoa: No os molestamos más y muchas gracias por el tiempo que nos habéis dedicado. Mucho ánimo.  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s