NO SOMOS RACISTAS PERO,…..

El Observatorio Vasco de la Inmigración, Ikuspegi, viene constatando en sus estudios sociológicos que la tolerancia de la población autóctona de la CAV ante el fenómeno de la inmigración está retrocediendo.  La gente empieza a ver al inmigrante como un peligro real y directo a su bienestar.  Estas actitudes  recelosas y con marcados tintes xenófobos vienen acompañadas de todo un corolario de tópicos y estereotipos de los que es muy dificil deshacerse. Ya lo decia Einstein “Cuestas más deshacer un estereotipo racista que dividir el átomo”  y el como judio sabía bien de qué hablaba. Así, entre nosotros y con total alegría vamos difundiendo, porque otros nos lo dicen y se repite y se “sabe” . que los que llegan a trabajar  y vivir entre nosotros nos perjudican porque bajan los ueldos, nos quitan el trabajo, hacen excesivo gasto sanitario, copan  la mayor parte de las ayudas sociales, etc.

Sobre el que copan la mayoría de las viviendas sociales no es más que una cuestión de número. Las personas que optan a este tipo de viviendas tienen entre 20 y 39 años y de las que tienen, además, que reunir diversas condiciones los inmigrantes son mayoría. No es más que eso, son más, no es creible ni  nadie puede demostrarlo,  que haya una mano que de más viviendas a los inmigrantes y se las quitase a los de aquí a igualdad de derechos.

Nos quitan los puestos de trabajo.  En realidad debieramos decir que nos evitan estos trabajos: “(año 2006) 22,5% en el servicio doméstico; 16,8% en la industria; 15,6% en la construcción; 14,8% en el comercio; 8,2% en la hostelería, 2,8% en agricultura, ganadería y pesca; el 20% restante se repartía entre: otros servicios a empresas (6,5%), actividades sociales y servicios personales (3,9%), educación (3,3%), etc.”

Otro tema recurrente es el gasto sanitario. Está comprobado que la población inmigrante es una población joven y sana. Por sus ocupaciones laborales disponen, además, de muy poco tiempo que no emplean en ir al médico si no es totalmente necesario. No hay justificación para este recelo. Y así podríamos seguir.

Siempre pensamos en lo negativo, el que nos llega viene a quitarnos y no nos fijamos en que trabaja y hace país igual que los de aquí, que paga impuestos, que consume y , en suma, genera riqueza. Cuando las cosas nos han ido bien, o mejoro que ahora, poco nos importaba todos los que venían y nos atendían en las terrazas de las cafeterías, cuidaban nuestros niños y ancianos, recogían nuestra fruta y verduras, descargaban nuestros camiones,…Pero cuando las cosas se tuercen y, quizás, somos nosotros ahora los que debamos optar a algunos de esos puestos, cambiamos el punto de vista y nos fijamos en lo que creemos es un hurto a nuestros derechos. Esto recuerda a los “pogroms” medievales, contra los judios, en tiempos de crisis.

Cuando alguien nos venga con argumentos del tipo de los que aquí hemos comentado hay que pedirle datos contrastados o de lo contrario pedirle que se informe bien,  luego nos lo cuente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s