AGUA, PUEBLOS, LUCHA POR EL CONTROL

Ya se lleva mucho tiempo diciendo que las guerras del futuro se darán en el interior de los estados, a causa del reparto de la riqueza, y a nivel internacional por la posesión del agua.
Ni petróleo, ni diamantes, ni nada, el agua es lo vital y por ella se luchará, ya se está haciendo de un modo sordo pero constante e insidioso. La mayor reserva mundial de agua dulce subterránea se encuentra en sudamérica, el Acuífero Guaraní que se halla debajo de Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil. Este acuífero podria suministrar agua a alrededor de 400 millones de personas. Resulta un objetivo súmamente atractivo para el codicioso mercado del agua. Ya en el añó 2003, bajo el nombre de Proyecto de Protección Ambiental y Desarrollo Sustentable, el Banco Mundial junto a los gobiernos de Holanda, Alemania, la Agencia Internacional de Energía Atómica y la OEA llevaron a cabo unas negociaciones en Montevideo con los paises integrantes del MERCOSUR y firmaron unos acuerdos por lo que financiarán el Sistema Acuífero Guaraní (SAG) durante los próximos 4 años. Allí acordaron un proyecto en el que se invertirán casi 27 millones de dólares en la explotación de esta reserva.
¿No es sorprendente? hablan de desarrollo sustentable, de protección, de financiación (! los países capitalistas no son hermanitas de la caridad, ojo) y de EXPLOTACIÓN. Aquí se quitan la careta.
La última película de Iciar Bollaín “También la lluvia” (2009) y que se va a extrenar en Toronto (Canadá) toca, además de la figura de Colón, el tema del mercado y la guerra del agua. La película transcurre mayoritariamente en Cochabamba (Bolivia) y refleja las luchas entre la privatización y venta del agua por parte de multinacionales, que desembocaron en la “guerra del agua” del año 2000.

Sin ir más lejos, tenemos en nuestro país la “guerra por el agua” que se desata todos los veranos, entre comunidades autónomas, por el reparto del agua, los trasvases y las cuotas entre regantes. Pero el problema de verdad viene a nivel global. El agua se presenta como un conflicto geopolítico de primera magnitud en este siglo XXI. Las grandes corporaciones están ya tomando posiciones para el control mundial del agua, hay políticas subliminales, que apoyan este control. En esta lucha sorda las grandes corporaciones internacionales se están moviendo muy activamente. En el primer nivel por área de influencia y capital se encuentran dos empresas francesas Vivendi  y Suez con presencia en Colombia hasta el 2002.  Para comercializar agua embotellada las mejor situadas son  Coca Cola, Pepsi Cola, Nestle y Danone.

El problema es que mientras en muchos países de sudamérica la mitad de la población tiene dificil acceso al agua potable, cuando son riquísimos en este recurso, las grandes corporaciones ven el agua como una mercancía con su precio en el mercado y no como un bien social imprescindible. Por ello se aprestan a los negocios del reparto del agua en regadíos, suministro y tratamiento, etc.  El agua, bien imprescindible para la vida, lleva camino de quedar en manos de unos pocos. Los países subdesarrollados y los desarrollados también,  están abdicando de su responsabilidad de controlar y asegurar el acceso al agua de todos sus ciudadanos a favor de las empresas.  Por falta de fondos, las Universidades  de Santa Fe Argentina, y otras de Uruguay y Brasil que investigaban el Acuífero Guaraní acceden, en el año 1997, a las ayudas  del Banco Mundial y es, en ese momento, cuando todo comienza a adquirir  tintes de sospecha, así llegamos a los acuerdos del 2003 por el pretendido Proyecto de Protección Ambiental.

Algo, como las guerras del agua que se están ya librando, que parece pasar desapercibido al común de la ciudadanía, por el poderoso influjo del cine puede saltar a la palestra y hacer que la gente tome conciencia del problema que se avecina a nivel global. ¿Pero que se puede hacer frente al poderoso Banco Mundial y las grandes multinacionales? En primer lugar, boicot al agua embasada de estas multinacionales que nos empujan a consumir agua envasada con el consiguiente deterioro medioambiental que suponen los residuos que provoca, estar atentos y críticos a todo movimiento local y mundial que atente al libre y universal derecho de acceso al agua  y si llega el momento movilizarse, aunque, tal como hoy funcionan las cosas, para cuando el común de los ciudadanos nos enteramos los hechos están ya consumados.

Anuncios

Una respuesta a “AGUA, PUEBLOS, LUCHA POR EL CONTROL

  1. Excellent blog! I actually love how it is easy on my eyes and also the facts are well written. I am wondering how I may be notified whenever a new post has been made. I have subscribed to your rss feed which must do the trick! Have a nice day!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s