DIÁLOGO ENTRE RELIGIONES Y CULTURAS

Alguién se puede extrañar de que un centro público, como el IES Mungia BHI, recuerde aquí la muerte de Mansur Escudero,  ¿es un centro confesional o acofensional, o laico?  Por supuesto que somos un centro, que al igual que el Estado, se siente aconfesional, esto es, no nos decantamos por ninguna religión, del mismo modo que no negamos ni despreciamos ninguna religión. Precisamente, para respetar la libertad de todos los miembros de la comunidad escolar  en sus inclinaciones religiosas, en nuestro centro en concreto, no asumimos ninguna religión como representación de las creencias colectivas de nuestra institución, pero respetamos todas las formas de sentir y creer en tanto que, ese modo personal de encarar lo espiritual y trascendente, no dañe ni menoscabe los sentires de los restantes miembros de la comunidad.

Símbolos religiosos. Fuente: wikipedia

Damos por sentado que cada persona es libre tener el tipo de creencias que su conciencia le dicte y, que todos debemos repetar y ser respetados en este como en otros apartados de la vida. No somos laicos, porque eso significiaría rechazar el hecho religioso, y ¿cómo rechazar una parte tan consustancial con el ser humano como la religión? Es evidente que la religión, desde el principio de los tiempos, ha sido un elemento cultural de importancia trascendental en el desarrollo y configuración de los pueblos y las civilizaciones. Es cierto que en su nombre se han hecho auténticas atrocidades, y en su nombre se han realizado labores excelsas tanto del arte, de la cultura, como de piedad y misericordia por el ser humano, de todo ha generado el hecho religioso y por ello, en un centro de enseñanza, no se puede erradicar algo tan fundamental, para que conozcamos nuestro pasado y entendamos nuestro presente, sin caer en otro tipo de fundamentalismo excluyente.

¿Por qué, entonces, traemos a este sitio lafigura de Mansur Escudero? Pues porque este hombre, licenciado en medicina y cirugia y que estaba especializado en neuropsiquiatría. Tanto en su vertiente profesional médica, como en su vertiente religiosa social, ha demostrado ser una persona tremendamente sensible hacia el ser humano. En medicina se decantó por las terapias alternativas  especializandose en terapias gestalt, acupuntura, homeopatia, participando activamente en los movimientos de antipsiquiatria.

Mansur Escudero rezando fuera de la catedral de Córdoba.

Durante el franquismo fue un activista militante por las libertades  democráticas, miembro del partido comunista. En 1979 se convirtió al islam fundando, en 1980, la primera  comunidad de musulmanes españoles y más tarde sería cofundador del sitio Webislam.

En mayo de 2009 fue galardonado en Nueva York por una decena de asociaciones musulmanas con el título de “Universal Ambassador of Millennium for Peace”  por su contribución a la paz y al diálogo interreligioso.

En un estudio publicado en noviembre de 2009, por la Escuela de Servicio Exterior (School of Foreing Services) de la universidad de Georgetown y el Centro Superior de Estudios Islámicos Estratégicos se le citaba destacando en su perfil “su abierta lucha contra el terrorismo perpetrado en nombre del Islam”. 

Ferviente defensor del pluralismo religioso, la igualdad de género, la libertad de expresión y de conciencia, defendió estos valores tanto en los países occidentales como en los de mayoría islámica. Como reconocimiento de ello, los principales proyectos de Junta Islámica tienen concedido el sello de Alianza de Civilizaciones por la oficina de la Presidencia del Gobierno de España.

Es cierto que su figura ha sido tambien polémica y controvertida por su petición de utilizar la catedral de Córdoba para el uso conjunto de los rezos tanto católicos como musulmanes. Mientras que algunos ljuzgaban este hecho como contrario al diálogo entre religiones, otros pensaban que estaba guiado por un profundo sentir ecuménico.

 Hoy en día musulmán e islam son asociados, indefectiblemente, por una gran mayoría de la población, con terrorismo, violencia e inseguridad, esto es, peligro claro para la sociedad. Que no todos los musulmanes son terroristas es sabido, son una mínima porción de una colectividad en torno a los 1800 millones de creyentes, pero hay intereses que alientan esa creencia entre la población. Todas las religiones, en sus orígenes, han buscado el bien del ser humano, otra cosa es como hayan derivado, bien por el talante de sus dirigentes o por otras razones no religiosas que se hayan mezclado y de ésto mucho sabe el catolicismo, así como otras ramas cristianas, sin ir a otras religiones.

Porque Mansur Escudero fue un profundo creyente en la necesidad del diálogo interreligioso y cultural, único camino para el entendimiento y la paz,  por eso lo hemos recordado aquí, porque estamos muy necesitados de personans como esta que nos aleje de miedos y maniqueísmos y nos lleven al diálogo y al mutuo conocimiento.  Por esto y sólo por esto, ni más ni menos, le hemos traído a nuestro sitio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s