Desarraigos. CAIRO Suite

La emigración siempre ha sido un “oficio” duro y dificilmente compatible con la autoestima, parece que todos se empeñan en convecer al emigrado y  convertido en inmigrante de lo que le conviene hacer  para vivir en el nuevo país.  Nadie, o casi nadie,  se pone a pensar en lo que esa persona ha dejado e irremediablemente no puede y, quizás nunca pueda, recuperar. De esa vida truncada, mejor o peor, pero con sus vivencias, sus amores y arraigos, sus costumbres y creencias que son parte de la persona misma, y que en el lugar de llegada, pocas veces va a poder manifestar tal cual las siente. El inmigrado debe ponerse la máscara del eternamente agradecido porque le dejan respirar el aire del lugar de llegada.

El libro CAIRO Suite  de Lucette Lagnado, judia nacida en Egipto, narra la historia de su familia  y el éxodo al que se verá sometida tras la revolución de Nasser.

Su padre, hombre de negocios, les ofrece una vida cómoda y en un ambiente culto  y refinado , pero la situación en Egipto es tal para los judios, que ya no se sientes seguros y se ven obligados a dejar el país dejándolo todo atrás, pues el gobierno no les deja llevarse nada.    Lucette, una niña cuando abandonan El Cairo, recuerda y narra la historia de su familia en un afán desagraviar la figura de su padre, hombre  de negocios, que en  Nueva York se vió obligado a vender corbatas en la calle. Hablaba un correcto inglés, con acento británico, que parecía molestar mucho a algunos funcionarios de inmigración y a alguna asistenta social, pues este hecho ponía en jaque todos los presupuestos que tenían sobre los que llegaban al país. Hombre culto, amable, de delicada cortesía va a ser mal interpretado:

“Mi padre le escuchó amablemente (a la asistenta) y se limitó a hablar sólo para responder preguntas explícitamente dirigidas a él. Su actitud fue tan serena y cortés que la asistente social lo interpretó erróneamente y creyó que su silencio era una manera de demostrar desdén, que su actitud era servil, cuando en realidad papá se esforzaba por demostrar su máximo nivel de caballersoidad, porque sabía que nuestro destino estaba en manos de esa mujer.” 

El padre de Lucette es un judio muy creyente y piadoso, que procede de un mundo postcolonial de gran refinamiento. No le gusta lo que ve en América, pero la señora Kirschner creía que para lograr la adaptacíón era imprescindible que León abandonara sus extrañas y anticuadas creencias para adoptar las ideas modernas y progresistas estadounidenses. Lucette se hace las siguientes reflexiones: “Mi padre no estaba en absoluto convencido de que los valores que regían en Nueva York pudieran superar los que cimentaban la sociedad de El Cairo. No admitía la posibilidad de abandonar la cultura que amaba y en la que confiaba,…..por integrarse en la sociedad neoyorquina.  -Somos árabes señora. Se trataba de un trágico conflicto de culturas.”

Es un bello libro, que como tros tantos, narra el desarraigo, el choque cultural, la incomprensión y el dificil entendimiento que podría paliarse si tuviéramos la sensibilidad y la capacidad de escucha para ponernos en la piel del otro. Está claro que la gran mayoría estamos necesitados de un aprendizaje en destrezas multiculturales.

Anuncios

Una respuesta a “Desarraigos. CAIRO Suite

  1. my God, i thought you were going to chip in with some decisive insght at the end there, not leave it
    with ‘we leave it to you to decide’.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s