CINE INVISIBLE EN EL IES MUNGIA BHI

Del 26 al30 de Setiembre se visionaron en el IES MUNGIA BHI más de 20 distintos cortometrajes del ciclo de  Cine Invisible” .

Este año se ha celebrado en Bilbao la 3ª edición del Festival Internacional de Cine Social que organiza KCD

Habrá quien se pregunte que es eso del Cine Invisible.  En realidad  se trata de llevar a las pantallas largometrajes y cortos que no se ven en las salas comerciales convencionales. Compuesto por imágenes que en muchahs ocasiones quedan marginadas por los canales tradicionales de comuniciación y que se esfuerzan en hacerse visibles.

El Cine Invisible es un canto a la diversidad, al compromiso, a una nueva forma de hacer comunicación para el desarrollo desde la ciudadanía. Se trata de conmover y agitar las conciencias, de hacernos reflexionar, de cuestionarnos tantas cosas que ocurren en nuestro mundo, en suma, de crecer como seres humanos. Es una apuesta por los valores, por el desarrollo, pero no de cualquier tipo, sino el del bien común, donde prima el saber por encima del tener, la solidaridad frente a la codicia. En definitiva, es una inversión de futuro ue nos muestra una visión global del mundo y se empeña en formar una ciudadanía que acabe con la rapiña y las tendencias depredadoras y que sepa transmitir la importancia del compartir.

En este ciclo ha participado todo el alumnado, tanto de ESO, como de FP y Bachillerato.

A continuación ofrecemos un video “TUKKI” con fragmentos de uno de esos cortos y su sinopsis a fin de mostrar de qué va este cine.

“Tukki, la huella ambiental”

Miles de senegaleses se encuentran ante una encrucijada: a unos se les está “comiendo” el desierto, otros ya no pueden predecir las lluvias como antes y su tierra se seca, y para otros muchos la pérdida de los bosques arruina sus pueblos. En definitiva, su entorno se muere y no saben cómo solucionar estos problemas. “Tukki”, que significa viajar en wolof, refleja el viaje que se ve obligado a emprender un joven senegalés desde su aldea, situada al sur del país y cercana a Tambacounda, ante la degradación del suelo y la deforestación que sufre su entorno. Su destino, al igual que el de miles de senegaleses que también abandonan sus lugares de origen en las zonas costeras del suroeste, le lleva hasta Dakar, dónde espera encontrar una alternativa de desarrollo. Y desde Dakar quién sabe…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s