Archivo de la categoría: Para reflexionar

Noticias, Artículos, Libros, Reseñas,…

El horror de nacer mujer en ciertos lugares

Una terrible noticia nos sacude la conciencia y nos anonada. Una mujer pakistaní es asesinada a ladrillazos, si como lo leen en lo que se denomina un “asesinato de honor”.
La mujer, que se hallaba embarazada de tres meses, fue atacada y asesinada por sus familiares cuando se dirigía al juzgado por el caso de secuestro que su familia había denunciado  por parte de   Mohammad Iqbal, su esposo. Ella declaró que no había sido secuestrada sino que se casó con él líbremente, habían estado en relaciones varios años.  Fuera de la corte la esperaban unos veinte familiaares, padre, hermanos,…. que la emprendieron a ladrillazos cogidos de una obra cercana. Los familiares han sido detenidos pero es sabido que en algunos de los  países donde impera el Islam, las muertes por honor no son consideradas un crimen sino un derecho o un deber.

lapidada

Familiares de la jóven lloran tras su asesinato.

Lo que resulta aterrador es que nacer mujer, según dónde, puede ser una condena a perpetuidad de una vida de infortunio, falta de libertad y ausencia de los más básicos derechos del ser humano. Esto, que es terrible, sucede en demasiado países, (Arabia, Afganistan, México,…) y de diferentes continentes y por diversos motivos que , todos ellos, tienen que ver con la consideración o cosificación de la mujer como una propiedad masculina que se puede utilizar  al antojo de los varones.

Anuncios

CONCURSO DE CARTELES SOBRE LA INMIGRACIÓN

Nuestro alumnado de 3º de la ESO, junto con su profesor de Plástica, Joselu, en torno a la idea de cómo sensibilizar a la ciudadanía sobre el fenómeno de la amigración, han realizado una serie de carteles.

 

El alumnado ha hecho un trabajo excelente, lleno de sensibilidad y con mensajes de calado. Se hizo una previa slección y de todos han pasado a la final 24 carteles que son los que aquí mostramos.

Estos carteles estarán expuestos en el centro hasta final de curso. Los alumnos del centro han hecho una votación para elegir su favorito y en su momento se dará a conocer el cartel  ganador y los nombres de sus autores (están realizados en pareja). El premio será una máquina de fotos digital para cada uno.

 

 

LA CUESTIÓN DEL SAHARA

Seguimos sin saber qué pasa en el Sahara, y algo pasa que , los ciudadanos, a duras penas nos enteramos. Si no pasase nada que se quisiese ocultar, ¿a qué ese secretismo, esa prohibición de que los medios de comunicación puedan entrar y moverse libremente? Si no ocurriese nada, nada mejor para despejar las dudas de la opinión mundial, que permitir la libre información.

¿Hasta cuando las instituciones internacionales, y las grandes potencias, van a guardar silencio, cuando los derechos de un pueblo pacífico están siendo violados y machacados?  Hay muchos intereses en juego que no son los intereses de un pequeño pueblo que espera en las arenas del desierto ¿Qué? ¿Hasta cuándo?

DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

¿Estamos inmuniziados ante tanta celebración diaría contra alguna atrocidad de la humanidad? El pasado sábado fue el día internacional a favor de los Derechos del Niño y la Infancia, que es lo mismo que ir contra el avasallamiento de la infancia. Todos estos días existen porque tenemos que recordarnos diariamente que vivimos en un mundo bastante imperfecto y lleno de injusticias intolerables.

Mañana día 25 de  Noviembre, día de triste recuerdo del asesinato de las hermanas Mirabal a manos de la policia secreta  del general Trujillo, se conmemora, desde 1981, el Día Internacional contra la Violencia de Género.

En Julio de 1981,  se celebraba en Bogotá el primer encuentro feminista cuando se decidió instaurar está comemoración para luchar contra la violencia de género en todos los ámbitos de la sociedad, los malos tratos y los asesinatos en el hogar, las violaciones, el acoso sexual, y la violencia en general hacia las mujeres, incluida la tortura y abusos sufridos por prisioneras políticas.

Mañana habrá manifestaciones de repulsa, con motivo de esta conmemoración, en  buena parte de las ciudades de España. Pero estas protestas pueden quedarse en algo folclórico si no se avanza en lo más importante, y esto es el ábito de la educación. Para acabar con el machismo, esa visión maniquea del mundo, o conmigo o no sin mi, que se ha llevado este año ya a 64 mujeres muertas por el terrorismo machista, la única arma decisiva es terminar con esa forma de entender el papel de la mujer desde el sometimiento, la anulación y la cosificación.

La escuela se muestra aquí, como un ámbito de tremenda importancia, no menor que la familia, por supuesto,  pero ¿que se puede hacer en este sentido desde las familias donde se respira una actitud de desprecio y sometimiento de la mujer?. Está claro, que deben ser las instituciones las que pueden aportar ese plus de sensibilización y de deconstrucción de la ideología machista.

En este sentido, el Instituto de la Mujer ha puesto en marcha una actividad pionenra que tiene como gran herramienta la red. Se trata de recopilar todos los mensajes que la sociedad quiera transmitir a las mujeres víctimas de la violencia machista El rasgo característico de esta acción es lo amplio de su convocatoria y seguimiento: todo se ha hecho por internet y a través de la red .  Desde twitter o desde ‘Un día para decir Sí‘ (nombre de la campaña), los internautas pueden mandar mensajes de apoyo y solidaridad a las mujeres que sufren esta lacra. El jueves, se proyectarán en la sede del Instituto y después se entregará a las víctimas en un dossier para que no olviden que “de la violencia, se sale“, tal y como ha señalado Laura Seara, directora del Instituto de la Mujer.

UN ABANDONO ANUNCIADO

El Sahara occidental arde y muere y el mundo mira para otro lado. En el año 1975 España abandona el Sahara de mala manera. Las circunstancias no eran las mejores, es cierto, el dictador muriéndose  y Marruecos arremetiendo con la marcha verde que llevó a más de 300,000 marroquíes a tomar el Sahara. Los saharauies no fueron dotados por la colonia, de un ejército que les permitiese defender su territorio, muchos huyeron a Tinduf y  allí siguen en campamentos que desean que sean considerados provisionales, en tanto logran crear su estado, de ahí su negación a asentarse en una ciudad. El famoso referendum no se acaba de realizar por la imposibilidad de consensuar un censo,  y así la situación se ha ido enquistando en un impás que juega en contra del Sahara.

APLa imagen muestra cómo uniformados de Marruecos destruyen un campamento de refugiados en Sahara occidental

Entre los españoles , y aquí en el País Vasco, la causa saharaui goza de gran simpatía. ¿Pero que es eso frente a las razones geopolíticas que actúan en contra? Estados Unidos, Francia,  que tendría mucho que decir en este conflicto, más que España quizás, son amigos de Marruecos. La Unión Europea tiene bastante con asegurarse que Marruecos sea el fiel guardían de la puerta a la inmigración de Africa. Y total, que importa un puñado de saharauis frente a una región puente entre continentes que a nadie interesa que  se convierta en un nuevo cercano oriente, en una zona de desestabilización,  con un país, de formarse el estado Saharaui,  que, quizás, dificilmente podría ser viable ante la negativa de Marruecos a aceptar el nuevo estado.   Frente a esta situación internacional, y con una ONU  irresoluta, poco es lo que puede hacer España y no parece haber muchas alternativas. Los saharauis tienen todo nuestro afecto y simpatía, pero eso no les libra de un abandono político dificil de soslayar.

UN CEMENTERIO LLAMADO MEDITERRÁNEO

A todo aquel que piense ¿Por qué estan aqui? o que diga, es que son muchos, o comente vienen a invadirnos, nos quitan el trabajo, y sandeces por el estilo, sólo cabe recomendarles que lean, algunas páginas tan sólo, del libro de Gabriele del Grande “Mamadú va a morir” o entre en la página de Fortaleza Europa.

AGUA, PUEBLOS, LUCHA POR EL CONTROL

Ya se lleva mucho tiempo diciendo que las guerras del futuro se darán en el interior de los estados, a causa del reparto de la riqueza, y a nivel internacional por la posesión del agua.
Ni petróleo, ni diamantes, ni nada, el agua es lo vital y por ella se luchará, ya se está haciendo de un modo sordo pero constante e insidioso. La mayor reserva mundial de agua dulce subterránea se encuentra en sudamérica, el Acuífero Guaraní que se halla debajo de Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil. Este acuífero podria suministrar agua a alrededor de 400 millones de personas. Resulta un objetivo súmamente atractivo para el codicioso mercado del agua. Ya en el añó 2003, bajo el nombre de Proyecto de Protección Ambiental y Desarrollo Sustentable, el Banco Mundial junto a los gobiernos de Holanda, Alemania, la Agencia Internacional de Energía Atómica y la OEA llevaron a cabo unas negociaciones en Montevideo con los paises integrantes del MERCOSUR y firmaron unos acuerdos por lo que financiarán el Sistema Acuífero Guaraní (SAG) durante los próximos 4 años. Allí acordaron un proyecto en el que se invertirán casi 27 millones de dólares en la explotación de esta reserva.
¿No es sorprendente? hablan de desarrollo sustentable, de protección, de financiación (! los países capitalistas no son hermanitas de la caridad, ojo) y de EXPLOTACIÓN. Aquí se quitan la careta.
La última película de Iciar Bollaín “También la lluvia” (2009) y que se va a extrenar en Toronto (Canadá) toca, además de la figura de Colón, el tema del mercado y la guerra del agua. La película transcurre mayoritariamente en Cochabamba (Bolivia) y refleja las luchas entre la privatización y venta del agua por parte de multinacionales, que desembocaron en la “guerra del agua” del año 2000.

Sin ir más lejos, tenemos en nuestro país la “guerra por el agua” que se desata todos los veranos, entre comunidades autónomas, por el reparto del agua, los trasvases y las cuotas entre regantes. Pero el problema de verdad viene a nivel global. El agua se presenta como un conflicto geopolítico de primera magnitud en este siglo XXI. Las grandes corporaciones están ya tomando posiciones para el control mundial del agua, hay políticas subliminales, que apoyan este control. En esta lucha sorda las grandes corporaciones internacionales se están moviendo muy activamente. En el primer nivel por área de influencia y capital se encuentran dos empresas francesas Vivendi  y Suez con presencia en Colombia hasta el 2002.  Para comercializar agua embotellada las mejor situadas son  Coca Cola, Pepsi Cola, Nestle y Danone.

El problema es que mientras en muchos países de sudamérica la mitad de la población tiene dificil acceso al agua potable, cuando son riquísimos en este recurso, las grandes corporaciones ven el agua como una mercancía con su precio en el mercado y no como un bien social imprescindible. Por ello se aprestan a los negocios del reparto del agua en regadíos, suministro y tratamiento, etc.  El agua, bien imprescindible para la vida, lleva camino de quedar en manos de unos pocos. Los países subdesarrollados y los desarrollados también,  están abdicando de su responsabilidad de controlar y asegurar el acceso al agua de todos sus ciudadanos a favor de las empresas.  Por falta de fondos, las Universidades  de Santa Fe Argentina, y otras de Uruguay y Brasil que investigaban el Acuífero Guaraní acceden, en el año 1997, a las ayudas  del Banco Mundial y es, en ese momento, cuando todo comienza a adquirir  tintes de sospecha, así llegamos a los acuerdos del 2003 por el pretendido Proyecto de Protección Ambiental.

Algo, como las guerras del agua que se están ya librando, que parece pasar desapercibido al común de la ciudadanía, por el poderoso influjo del cine puede saltar a la palestra y hacer que la gente tome conciencia del problema que se avecina a nivel global. ¿Pero que se puede hacer frente al poderoso Banco Mundial y las grandes multinacionales? En primer lugar, boicot al agua embasada de estas multinacionales que nos empujan a consumir agua envasada con el consiguiente deterioro medioambiental que suponen los residuos que provoca, estar atentos y críticos a todo movimiento local y mundial que atente al libre y universal derecho de acceso al agua  y si llega el momento movilizarse, aunque, tal como hoy funcionan las cosas, para cuando el común de los ciudadanos nos enteramos los hechos están ya consumados.